Llámanos +34 986 82 08 20

Av. da Atlántida, 106 | 36208 | Alcabre

Av. da Atlántida, 106 | 36208 | Vigo | Pontevedra
Top
Image Alt

Pazo Los Escudos

  |  Hotel   |  La historia de Samaín

Mientras en otras partes de España va calando una tradición importada de Norteamérica, Halloween, en Galicia se aferran a su propia celebración, SamaínAmbas se desarrollan en la misma fecha, en ambas hay disfraces dantescos y también se utilizan calabazas como linternas. ¿Quiere decir esto que existe relación entre el Samaín de Galicia y el Halloween de Norteamérica? Lo cierto es que sí.  

 

El origen del Samaín en Galicia 

 

El origen de Halloween y del Samaín de Galicia es el mismo. Ambos se basan en una celebración de los pueblos celtas irlandeses en la que despedían el verano y daban la bienvenida al invierno. En la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, creían que el mundo de los muertos se abría, dejando que pudiesen moverse con libertad por el de los vivos. El nombre que recibía la festividad era Samhain.  

Esta celebración guarda relación con el día de Todos los Santos. En el siglo quinto, el catolicismo decidió honrar a los fieles que murieron en martirio todos los 13 de mayo, en la misma fecha que las Lemurias, una celebración romana para aplacar los espíritus de los difuntos. Un siglo más tarde, decidieron volver a cambiar la fecha de esta celebración nuevamente, para desviar la atención del Samhain celta, que continuaba estando en auge entre las naciones célticas. Por supuesto, para hacer más atractiva su celebración, decidieron darle un aire diferente, más apacible. Esta es la razón de que todos los días 1 de noviembre también se rinda homenaje a los difuntos en los países católicos, eso sí, sin disfraces, sin caramelos, sin sangre falsa y sin sustos.  

El Samhain, del que provienen el Samaín de Galicia y el Halloween norteamericano, marcaba el inicio del periodo oscuro, que duraba hasta finales de abril y principios de mayo. La gente se disfrazaba esa noche con máscaras y pieles, para que los muertos no les reconociesen y los dejasen en paz.  

Por las noches se dejaban encendidas calaveras de difuntos como velas, más tarde se transformaron en luminarias vegetales adornadas con tallas. Con el tiempo se empezaron a utilizar calabazas de grandes dimensionescalacús en gallego. A su vez, estas bayas grotescamente decoradas tienen que ver con otro origen diferente, la leyenda negra de Stingy Jack.  

Un detalle que marca la diferencia entre una festividad y la otra, es la leyenda de la Santa Compaña, que se ha integrado en el Samaín Gallego por lo apropiado de contener a almas de difuntos como protagonistas.  

Disfruta de un otoño diferente 

 

Ahora ya conoces el origen del Samaín gallego. Pero no es, ni mucho menos, la única fiesta que se celebra en Galicia durante el otoño. De echo, es la época con más celebraciones y jornadas gastronómicas del año en la región. Si quieres disfrutar de su cultura, de sus paisajes y de su gastronomía, reserva una habitación en el Pazo Los Escudos